FUNDACIÓN FUENTEVEA  ESTATUTOS    MISIÓN   /   PATRONATO   /   CONCESIÓN DE AYUDAS 
ESTATUTOS

TÍTULO PRIMERO

DISPOSICIONES GENERALES


ARTÍCULO 1.- Denominación y ámbito de actuación.

Bajo la denominación de “FUNDACION FUENTEVEA”, se constituye una Fundación Privada de nacionalidad española, que va a desarrollar principalmente sus actividades en el territorio de la Comunidad de Madrid.


ARTÍCULO 2.- Régimen.

La Fundación se regirá, en todo caso, por la voluntad de los fundadores, manifestada directa o indirectamente, en los presentes Estatutos, y por las disposiciones que, a interpretación y desarrollo de esta voluntad, establezca libremente el Patronato.

En todo caso la Fundación se sujeta a la Ley de Fundaciones de la Comunidad de Madrid y demás normas concordantes.


ARTÍCULO 3.- Capacidad.

La Fundación tiene personalidad jurídica propia y plena capacidad jurídica y de actuación.


ARTÍCULO 4.- Domicilio.

El domicilio de la Fundación se establece el Paseo de Alcobendas número tres de Alcobendas (Madrid).

El Patronato podrá libremente trasladar el domicilio de la Fundación dentro de la Comunidad autónoma de Madrid.


ARTÍCULO 5.- Duración.

La duración de la Fundación será indefinida.




TÍTULO SEGUNDO

FINES DE LA FUNDACIÓN


ARTÍCULO 6.- Fines.

La Fundación tendrá los siguientes fines:

  1. El fomento y desarrollo de la calidad de la educación, destinados a toda la comunidad escolar: alumnos, profesores y padres.
  2. La defensa y fomento en la sociedad del derecho de los padres a la libertad de educación.
  3. La difusión, defensa y promoción de los valores cristianos sobre la familia y la sociedad.



ARTÍCULO 7.- Actividades.

Para el cumplimiento de los fines descritos en el artículo anterior, la Fundación desarrollará, a título meramente enunciativo y no limitativo, las siguientes actividades:

  1. La concesión de ayudas económicas a familias, que permitan a los alumnos en edad escolar alcanzar el máximo desarrollo posible de todas sus capacidades, individuales y sociales, intelectuales, culturales y emocionales.
  2. Financiar programas concretos de becas de estudio e investigación.
  3. La promoción de actividades culturales y su impulso mediante la creación de premios de índole cultural y profesional.
  4. La celebración de seminarios, jornadas, cursos, conferencias y otras acciones relacionados con la educación.
  5. Participar en concursos públicos y subvenciones convocadas por administraciones públicas o por empresas públicas o privadas, y suscribir los contratos que le sean adjudicados, actuando en nombre propio, en cumplimiento de los fines fundacionales, así como con la colaboración con otras instituciones educativas.
  6. Facilitar la presencia de alumnos de los últimos cursos en actividades empresariales y profesionales, para su mejor formación y adquisición de conocimientos necesarios para la mejor elección de estudios universitarios.
  7. Realizar o colaborar en programas de actuación financiados por las administraciones públicas nacionales o de la Unión Europea, y cualesquiera otros apoyados por entidades públicas o privadas, que tengan por objeto el fomento de la investigación, la formación y la cooperación al desarrollo.
  8. Proponer la concesión de premios o distinciones, nacionales o extranjeras, a aquellas personas que por su trayectoria en el campo de la docencia y la educación y sus relevantes cualidades, acreditadas en los campos científicos, humanísticos, artísticos o culturales, se consideren merecedoras de las mismas, y acordar el otorgamiento de premios o distinciones instituidos por la Fundación.
  9. Formalizar contratos, convenios y conciertos de colaboración con organismos, instituciones, empresas o beneficiados por ayudas o premios creados por la Fundación.



ARTÍCULO 8.- Determinación de los beneficiarios.

La elección de los beneficiarios se efectuará por el Patronato con criterios de imparcialidad y no discriminación entre las personas que reúnan las siguientes circunstancias:

  1. Que forme parte del sector de población atendido por la Fundación.
  2. Que demanden la prestación o servicio que la Fundación puede ofrecer.
  3. Que sean acreedores a las prestaciones en razón a sus méritos, capacidad, necesidad o conveniencia.
  4. Que cumplan otros requisitos que, complementariamente, pueda acordar el Patronato, específicos para cada convocatoria.


Nadie podrá alegar, ni individual ni colectivamente ante la Fundación o su Patronato derecho alguno al goce de sus beneficios, antes de que fuesen concedidos, ni imponer su atribución a personas determinadas.


ARTÍCULO 9.- Destino de rentas e ingresos.

A la realización de los fines fundacionales se destinará, excluidas las aportaciones efectuadas en concepto de dotación patrimonial, al menos, el porcentaje mínimo legal de las rentas y cualesquiera otros ingresos netos que obtenga la Fundación, dedicándose el resto, de conformidad a lo establecido en la norma vigente, sin que en ningún caso pueda desvirtuarse su carácter no lucrativo.

La Fundación podrá hacer efectiva la proporción de rentas e ingresos a que se refiere el apartado anterior en el plazo legalmente establecido.


ARTÍCULO 10.- Programa de actuación.

Los recursos se aplicarán a los fines fundacionales, en la forma que determine el Patronato para conseguir un mejor cumplimiento de sus fines. La Fundación, podrá proyectar su actuación en cualquiera de sus fines, sin necesidad de tener que atenderlos a todos.

Cuando la Fundación, previa aceptación del Patronato, adquiera a título gratuito bienes para destinarlos a un fin determinado de los que se comprenden en el objeto de la misma, se observará la voluntad del transmitente.



TÍTULO TERCERO

ORGANIZACIÓN DE LA FUNDACIÓN

CAPÍTULO PRIMERO

DISPOSICIONES GENERALES


ARTÍCULO 11.- Órganos de gobierno.

La representación, gobierno y administración de la Fundación, es atribuida a un Patronato.


ARTÍCULO 12.- Carácter gratuito del cargo de patrono.

Los patronos ejercerán su cargo gratuitamente sin que puedan percibir retribución por el desempeño de su función. No obstante, tendrán derecho a ser reembolsados de los gastos debidamente justificados que el desempeño de su función les ocasione.



CAPÍTULO SEGUNDO

DEL PATRONATO; COMPOSICIÓN Y FUNCIONAMIENTO


ARTÍCULO 13.- Composición.

  1. El Patronato estará compuesto por un mínimo tres miembros. Los miembros del primer Patronato de la Fundación son los designados en la escritura de constitución, por un período de cinco años.
  2. Serán miembros natos del Patronato, los directores de los colegios de Fomento Aldovea y Aldeafuente.
  3. El Patronato podrá acordar la designación de nuevos miembros, cuyo mandato tendrá una duración de cinco años.


ARTÍCULO 14.- Cargos en el Patronato.

  1. Serán Presidente y Vice-Presidente del Patronato los que éste designe por mayoría.
  2. El Presidente, de acuerdo con la Ley, representará al Patronato y a la Fundación ante terceros, efectuando las manifestaciones de voluntad y otorgando y suscribiendo en nombre de la Fundación tantos negocios jurídicos e instrumentos públicos o privados como acuerde válidamente el Patronato. En esta representación, será sustituido por el Vice-Presidente, en los casos de ausencia o enfermedad, sin que sea necesario acreditar estas circunstancias ante terceros, o en caso de expresa delegación.
  3. El Patronato podrá designar a un Secretario del Patronato, que podrá ostentar o no la condición de Patrono.


La duración de los cargos en el seno del Patronato será de cinco años.


ARTÍCULO 15.- Régimen.

El Patronato se reunirá, como mínimo y en sesión ordinaria, una vez al año y, en sesión extraordinaria todas las veces que lo estime oportuno el Presidente, o cuando lo soliciten la mayoría de los miembros del Patronato. Se entenderá válidamente constituido cuando concurran, al menos, la mitad de sus miembros.

Las convocatorias se cursarán, de manera eficaz, por el Secretario, con cinco días, como mínimo, de antelación al que tenga que celebrarse la reunión, indicando el orden del día, lugar, día y hora de la reunión.

Los acuerdos se adoptarán por mayoría simple de votos, decidiendo en caso de empate, el del Presidente.

De las reuniones del Patronato se levantará por el Secretario la correspondiente Acta. Esta se transcribirá al correspondiente libro y será firmada por el Secretario, con el visto bueno del Presidente.


ARTÍCULO 16.- Competencia.

El Patronato es el Órgano supremo de la Fundación al que corresponden todas las facultades propias de la misma como persona jurídica, y tiene en concreto las funciones que le atribuyen los presentes Estatutos o resulten propias del Patronato o inherentes al mismo.


ARTÍCULO 17.- Facultades.

Serán facultades del Patronato las siguientes:

  1. Dar cumplimiento a la voluntad de los Fundadores y a los Estatutos de la Fundación, y organizar y dirigir su funcionamiento interno y externo.
  2. Aprobar los presupuestos ordinarios y extraordinarios de la Fundación.
  3. Fijar la distribución y aplicación de los fondos disponibles dentro de los fines de la Fundación.
  4. Examinar, y en su caso aprobar, el balance anual, la memoria sobre las actividades de la Fundación y sus cuentas anuales.
  5. Aprobar el cambio de nombre o traslado de domicilio de la Fundación, fuera de la población donde está señalado.
  6. Ejercer la representación de la Fundación en toda clase de relaciones, actos y contratos, y ante el Estado, las Comunidades Autónomas, Provincias, Municipios, Autoridades, Centros y dependencias de la Administración, Juzgados y Tribunales, Magistraturas, Corporaciones, Organismos, Sociedades, Bancos, incluso el Banco de España y Cajas de Ahorro; personas jurídicas y particulares de toda clase; ejercitando todos los derechos, acciones y excepciones siguiendo en todos sus trámites, instancias, incidencias y recursos en todos los procedimientos, expedientes, reclamaciones y juicios competan o interesen a la Fundación, otorgando al efecto, los poderes que estime necesarios.
  7. Aceptar las adquisiciones a título gratuito, de bienes o de derechos para la Fundación o para el cumplimiento de un fin determinado de los comprendidos en el objeto de la Fundación, siempre que libremente estime que la naturaleza y cuantía de los bienes y derechos adquiridos es adecuada y suficiente para el cumplimiento del fin a que se han de destinar; otorgar toda clase de actos y contratos de adquisición, posesión, administración, enajenación o gravamen sobre bienes muebles o inmuebles, incluso los relativos a constitución, modificación y cancelación total o parcial de hipotecas, redenciones y liberaciones de derechos reales y otros actos de riguroso dominio.
  8. Cobrar y percibir las rentas, frutos, dividendos, intereses y utilidades y cualquier otro producto y beneficio de los bienes que integran el patrimonio de la Fundación.
  9. Efectuar todos los pagos necesarios, incluso los de dividendo pasivo y los de los gastos necesarios para recaudar, administrar y proteger el fondo con el que cuenta en cada momento la Fundación.
  10. Ejercer directamente, o a través de los representantes que designe, los derechos de carácter político y económico que correspondan a la Fundación como a titular de acciones y otros valores mobiliarios de su propiedad, y en tal sentido, concurrir, deliberar y votar, como mejor entiendan a las Juntas Generales, Asambleas, Sindicatos, Asociaciones y otros Organismos de las respectivas Compañías o Entidades emisoras, ejercitando todas las facultades jurídicas atribuidas al referido titular, y concertando, otorgando y suscribiendo los actos, contratos, convenios, proposiciones y documentos que juzgue convenientes.
  11. Ejercer, en general, todas las funciones de administración, conservación, custodia y defensa- de los bienes de la Fundación.
  12. Organizar y dirigir el funcionamiento interno y externo de la Fundación; establecer los Reglamentos de todo orden que consideren convenientes; nombrar y separar libremente, a todo el personal cuya contratación se decida.
  13. Vigilar directamente, o por medio de las personas a quienes delegue, la adecuada aplicación de las inversiones acordadas y dirigir, regular e inspeccionar todos los servicios que se formen a fines fundacionales, así como su funcionamiento y distribución.
  14. Delegar alguna o algunas de las facultades precedentes, en una o varias Comisiones Ejecutivas o en uno o más de sus miembros y nombrar apoderados generales o especiales con funciones y responsabilidades mancomunadas o solidarias. La disposición de cuentas corrientes y otros fondos o bienes de la Fundación requerirán la delegación o apoderamiento en favor, como mínimo, de dos personas con firma mancomunada de dos de ellas.


ARTÍCULO 18.- Gerente.

El Patronato podrá designar a un Gerente, que será una persona de reconocido prestigio en el ámbito de la educación, a quien competerá la gestión económica y administrativa de la Fundación.

El Gerente desempeñará las siguientes funciones:

  1. Recaudar y custodiar los fondos de la Fundación.
  2. Elaborar el presupuesto ordinario y su liquidación, así como el inventario, el balance y la memoria de actividades.
  3. Llevar la contabilidad de la Fundación ajustada a la normativa legal, aplicando para ello las técnicas contables o informáticas adecuadas, y respetando en todo caso la legislación fiscal vigente, e informar periódicamente al Patronato de la cuenta de ingresos y gastos y de la marcha del presupuesto.
  4. Llevar el inventario minucioso de los bienes y derechos de la Fundación.
  5. Ejecutar las órdenes de ingresos y pagos y autorizar con su firma, conjuntamente con la de, al a menos, otro consejero, la retirada de fondos para satisfacer los pagos.


El Patronato podrá cesar libremente al Gerente. En el caso de que no nombrara a otra persona para desempeñar este puesto, las funciones las ejercitará el Secretario.

El Patronato podrá acordar la retribución del Gerente, así como las condiciones de su contratación.



CAPÍTULO TERCERO

PATRONOS DE HONOR


ARTÍCULO 19.- De los Patronos de Honor.

El Patronato, en atención a los méritos particulares que respecto de la Fundación puedan tener algunas personas, podrá nombrarlas patrones de honor, que habrán de aceptar el nombramiento en la reunión en que este se produzca, debiendo ser inscrito el cargo en el Registro de Fundaciones.

Los Patronos de Honor serán convocados en consejo para dar su parecer sobre asuntos de especial interés e importancia por su relevancia cultural, social, educativa, o de cualquier otro tipo que pueda incidir de alguna manera en el desarrollo de la Fundación. Las reuniones en consejo de los patronos de honor se celebraran tantas veces como sean necesarias o convenientes.


ARTÍCULO 20.- De los colaboradores.

La Fundación podrá tener colaboradores que aportarán suscripciones periódicas para ayudar a los fines propios de la Fundación.

En estos casos, una vez al año los colaboradores recibirán información sobre el funcionamiento de la Fundación.



TÍTULO CUARTO

RÉGIMEN ECONÓMICO


ARTÍCULO 21.- Ejercicio económico.

El ejercicio económico se abrirá el 1 de septiembre de cada año y se cerrará el 31 de agosto del siguiente año.


ARTÍCULO 22.- Patrimonio de la Fundación.

El Patrimonio de la Fundación estará compuesto por:

  1. La dotación inicial.
  2. Los bienes y derechos que durante la existencia de la Fundación se afecten por el Patronato, con carácter permanente, a los bienes fundacionales.


ARTÍCULO 23.- Financiación.

La Fundación podrá disponer para el cumplimiento de sus fines, de los siguientes recursos económicos:

  1. Los rendimientos del Patrimonio de la Fundación.
  2. Las donaciones que los fundadores le transfieran.
  3. Las subvenciones que, en su caso, le concedan el Estados y demás Entidades Públicas, territoriales e institucionales.
  4. Las donaciones, legados y herencias de particulares reglamentariamente aceptadas.
  5. Los ingresos provenientes de actividades productivas aprobadas por el Patronato.
  6. La participación en sociedades en la forma indicada en la normativa vigente.

ARTÍCULO 24.- Administración.

Queda facultado el Patronato para hacer las variaciones necesarias en la composición del patrimonio de la Fundación, de conformidad con lo que aconseje la coyuntura económica de cada momento y sin perjuicio de solicitar la debida autorización o proceder a la oportuna comunicación al Protectorado.


ARTÍCULO 25.- Régimen financiero.

La Fundación llevará necesariamente, además del Libro de Actas, un Libro Diario y un Libro de Inventarios y Cuentas Anuales y aquellos otros que sean convenientes para el buen orden y desarrollo de sus actividades, así como para el adecuado control de su contabilidad.

En la gestión económico-financiera, la Fundación se regirá de acuerdo a los principios y criterios generales determinados en la normativa vigente.


ARTÍCULO 26.- Plan de actuación.

Con carácter anual, el Patronato confeccionará el inventario, el balance de situación y la cuenta de resultados, en los que consten de modo cierto la situación económica, financiera y patrimonial de la Fundación, así como cualquier otra documentación contable que se establezca por ley.

Igualmente, elaborará una memoria expresiva de las actividades fundacionales y de la gestión económica, que incluirá el cuadro de financiación, así como el exacto grado de cumplimiento de los fines fundacionales. La memoria especificará además las variaciones patrimoniales y los cambios de sus órganos de gobierno, dirección y representación.

La aprobación de las cuentas anuales competirá al Patronato.

La liquidación del presupuesto anual se depositará en el Registro de Fundaciones, dentro de los seis meses siguientes a la fecha del cierre de cada ejercicio, para el examen del Protectorado. Se rendirán también, las otras cuentas que la Ley establezca.


TÍTULO QUINTO

EXTINCIÓN Y LIQUIDACIÓN


ARTÍCULO 27.- Normas.

El patronato podrá acordar la extinción de la Fundación en caso de necesidad o conveniencia justificada, circunstancias que se entenderá que concurren, entre otros casos: Cuando no se puedan cumplir los fines para los cuales se ha constituido en la forma prevista en los presentes estatutos.

Cuando mediante un acto de la administración o de otra Autoridad Pública, se pretendiera alterar, modificar, contrariar o, de cualquier forma, incumplir la voluntad de los Fundadores, reflejada en la escritura de constitución o en los estatutos en ella contenidos. La disolución habrá de ser acordada por la mayoría absoluta de los miembros del patronato, los cuales podrán nombrar una comisión liquidadora de como mínimo tres miembros con poderes precisos para cumplir sus funciones.

El acuerdo de extinción y liquidación de la fundación, tendrá que ser aprobado por el protectorado. En caso de extinción de la Fundación los bienes sobrantes se destinarán a las fundaciones, entidades no lucrativas privadas o entidades públicas que persigan fines de interés general, que desarrollen principalmente sus actividades en la Comunidad de Madrid, y que tengan afectados sus bienes, incluso en el supuesto de su disolución, a la consecución de tales fines.



Alcobendas, a 25 de junio de 2012.